LEY DE MODERNIZACIÓN DEL GOBIERNO LOCAL

(Ley 57/2003, de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local. BOE 301, de 17 de diciembre de 2003)

La Ley cuenta con dos partes bien diferenciadas:

  1. Una de aplicación general al conjunto de los municipios, por la que se modifica o introducen distintas disposiciones de muy reducido alcance a la vigente Ley 7/1985, reguladora de las Bases de Régimen Local.

  2. Otra aplicable únicamente a lo que se denomina "Municipio de Gran Población". Evidentemente es esta última la parte más destacada de esta nueva Ley. Fundamentalmente por que el legislador ha terminado por asumir lo que parecía una evidencia: que no era de recibo que ciudades de 3 millones de habitantes con áreas metropolitanas de otros tantos, se rigieses por la misma normativa que municipios de poco más de 100 empadronados.

La Ley distingue dos procedimientos para la aplicación del régimen de organización de municipios de gran población:

  1. Todos los municipios de más de 250.000 habitantes y capitales de provincia que, sin superar esa cifra, cuenten con más de 175.000 habitantes deberán, en el plazo que resta hasta el 30 de junio de 2004, adaptar su organización a las nuevas previsiones legales.

  2. Por el contrario, las ciudades capitales de provincia o de Comunidad Autónoma (con independencia de su población) y los restantes municipios de más de 75.000 habitantes deberán adoptar en pleno la iniciativa para solicitar de las Asambleas legislativas de su Comunidad Autónoma su inclusión en el referido régimen de organización.

Para el caso concreto de los municipios, que sin ser capitales de provincia o Comunidad Autónoma, dispongan de más de 75.000 habitantes, deberán demostrar la existencia de "circunstancias económicas, sociales, históricas o culturales especiales", que justifique este tratamiento.

 

Legislación Fundamental en el Ámbito Local                                                          Inicio