7.-LA GESTIÓN DEL GASTO

 

Este texto contiene citas de la Ley Reguladora de Haciendas Locales (LRHL) o Ley 39/1988 de 28 de diciembre, legislación en vigor en el momento de elaborarse el documento. Posteriormente entró en vigor el Real Decreto Legislativo 2/2004 de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. El articulado de esta Ley no coincide con el anterior. El contenido sigue siendo válido a la hora de exponer en que consiste el Presupuesto de un Ayuntamiento.

 

El artículo 30 del RD 500/1990 establece que los créditos consignados en el presupuesto de gastos podrán encontrarse en cualesquiera de las situaciones siguientes:

Pues bien, partiendo de la existencia de crédito disponible (en el nivel de vinculación jurídica del gasto) la gestión del gasto se realiza según las siguientes fases (art. 52 del RD 500/1990).

Las anteriores fases de ordenación del gasto pueden acumularse en un solo acto administrativo: Documento AD (autorización-disposición); documento ADO (autorización-disposición y reconocimiento de la obligación). Nunca podrán acumularse en un mismo acto las cuatro fases de ejecución del gasto, ya que la expedición de órdenes de pago debe ajustarse al plan de disposición de fondos establecido (art. 65 del RD 500/1990).

Pagos a justificar. Tendrán el carácter de "a justificar" las órdenes de pago cuyos documentos justificativos no se puedan acompañar en el momento de su expedición. Se expiden en base a resolución de la autoridad competente para autorizar el gasto a que se refieran y se aplicarán a los correspondientes créditos presupuestarios.

Anticipos de caja. Son provisiones de fondos de carácter no presupuestario y permanente que se realicen para atenciones corrientes de carácter periódico o repetitivo, tales como dietas, gastos de locomoción, material de oficina no inventariable, conservación y otros similares (art. 73 del RD 500/1990). Se trata de unos fondos de la Tesorería local que provisionalmente salen de Caja sin aplicación presupuestaria. Estas previsiones se realizan en base a una resolución dictada por la autoridad competente para autorizar los pagos y se aplican inicialmente al concepto no presupuestario que, a tal efecto, se determine.

Gastos de carácter plurianual. Tienen este carácter aquellos que extienden sus efectos económicos a ejercicios posteriores a aquel en que se autoricen y comprometan. Se podrán adquirir compromisos de gastos de carácter plurianual siempre que su ejecución se inicie en el propio ejercicio y que, además, se encuentren en alguno de los casos siguientes:

El número de ejercicios posteriores a que pueden aplicarse los gastos referidos en los dos primeros apartados no será superior a cuatro. En el caso de inversiones y transferencias de capital, el gasto que se impute a cada uno de los ejercicios futuros autorizados no podrá exceder de la cuantía que resulte de aplicar al crédito inicial los siguientes porcentajes: en el ejercicio inmediato siguiente, el 70%, en el segundo ejercicio, el 60%, y en el tercero y cuarto ejercicio, el 50%.

 

Introducción a los Presupuestos Municipales                                                              Inicio